Navidad en Familia: Gestión de los Dulces y límites - Maria Marqués

Navidad en Familia: Gestión de los Dulces y límites

Compartir Artículo

La Navidad en familia está a la vuelta de la esquina, y con ella llegan las reuniones familiares, las luces brillantes, las risas y, por supuesto, ¡los deliciosos dulces!

Para los más pequeños de la casa, disfrutar la Navidad en familia es importante por todas las emociones y recuerdos que se generan.

Aunque esta época puede ser un verdadero paraíso de golosinas, que para las familias se convierte en un quebradero de cabeza.

Como nutricionista materno-infantil, te voy a compartir algunos consejos para saber cómo gestionar los dulces y promover una alimentación equilibrada en niños.

No ofrecer, no prohibir: El enfoque balanceado

Uno de los pilares fundamentales para gestionar la oferta de dulces durante las fiestas es adoptar una postura de “no ofrecer, no prohibir”. ¿Qué significa esto?

Este enfoque tiene un poderoso efecto pedagógico en la relación que los niños desarrollan con la comida, especialmente durante las festividades como la Navidad. Se basa en la idea de equilibrio y moderación en lugar de restricción absoluta o permisividad ilimitada.

Evita el atractivo de lo prohibido

Cuando algo está prohibido, suele volverse más atractivo, despertando el deseo imperioso de comerlo cuanto el niño tenga la oportunidad (generalmente sin que tú te enteres).

Al no prohibir los dulces, se les quita ese estigma de “prohibido”, lo que puede disminuir el atractivo que tienen para los niños.

Fomenta la autorregulación de los dulces

Cuando se permite a los niños tener acceso moderado a los dulces, pero no de manera constante ni en exceso, se les brinda la oportunidad de aprender a autorregular su ingesta.

Este proceso es fundamental para que los peques desarrollen habilidades para tomar decisiones saludables por sí mismos en el futuro.

Desarrolla una relación más saludable con la comida

Si los niños pueden disfrutar ocasionalmente de los dulces, pero al mismo tiempo fomentamos una dieta equilibrada, se les enseña a ver la comida como algo más que solo placer inmediato.

Aprenden a apreciar una variedad de alimentos y a entender que la comida es parte de un estilo de vida saludable y no solo una fuente de satisfacción instantánea.

Promueve la confianza y la comunicación para una Navidad en familia

Este enfoque también fomenta la confianza entre padres e hijos. Los niños se sienten escuchados y comprendidos cuando se establecen límites claros, pero razonables.

Además, promueve la comunicación abierta sobre la alimentación y la importancia de una dieta completa.

La importancia de la moderación para una Navidad en familia

La clave radica en enseñar a nuestros pequeños el valor de la moderación. Es crucial que entiendan que los dulces pueden ser parte de la celebración, pero deben consumirse con moderación.

Explícales que disfrutar de un par de galletas o un trozo de turrón es delicioso, pero que el exceso no es bueno para su salud.

Para ello, es importante que antes del evento, puedas hablar con tu hijo y lleguéis a un acuerdo de lo que comerá y de lo que ocurrirá.

Así, llegado el momento, es más fácil que se respete el acuerdo y evitar una rabieta.

Educar a través del ejemplo

Como madres y padres somos modelos a seguir para nuestros hijos.

Si queremos que aprendan buenos hábitos alimenticios, debemos mostrarles cómo equilibrar los dulces con otros alimentos nutritivos, en fechas como la Navidad.

Durante las fiestas, podemos ofrecer opciones saludables junto con los dulces, como frutas frescas, frutos secos o bocadillos caseros.

Establecer un horario

Establecer límites claros en cuanto a la cantidad de dulces que se pueden consumir en un día es esencial.

Además, fijar horarios para disfrutar de estos dulces puede ayudar a evitar el consumo excesivo.

Por ejemplo, después de alguna comida principal, o en la merienda.

El poder de la comunicación en una Navidad en familia

Hablar con los niños sobre la importancia de una alimentación equilibrada y cómo los dulces pueden formar parte de una dieta, pero en cantidades controladas, es crucial.

Explícales los beneficios de una dieta variada y cómo disfrutar de los dulces ocasionalmente en Navidad no tiene por qué ser perjudicial si se hace con moderación.

La Navidad es un tiempo idóneo para hablar en familia y fomentar la comunicación entre todos.

Crear alternativas saludables en Navidad

Durante las celebraciones navideñas, también podemos optar por alternativas más saludables a los dulces tradicionales.

Alternativas saludables Navidad

Preparar postres caseros con ingredientes nutritivos, como trufas de cacao y nueces, o galletas integrales de jengibre o brochetas de frutas, puede ser una excelente manera de disfrutar del sabor de la Navidad de una manera más saludable.

En este Ebook, vas a encontrar deliciosas recetas navideñas saludables para toda la familia.

Navidad en familia: El papel de las familias y el entorno

Finalmente, recordemos que nuestro entorno tiene un gran impacto los hábitos de alimentación de nuestros peques.

Como familia, tenemos mucho que ver con el ambiente que creamos en casa. Al ofrecer principalmente opciones saludables y limitar la presencia de dulces en el entorno cotidiano, estamos facilitando elecciones más saludables para nuestros hijos.

Sin embargo, muchas veces los abuelos, los tíos u otros familiares son los que ofrecen alimentos dulces sin previa consulta a los padres, pudiendo exceder las costumbres que se tienen dentro de casa.

En este caso, es fundamental hablar con el entorno y establecer límites claros (sin la presencia de los niños), para que respeten vuestra forma de educar y de alimentar a los más peques de la casa.

En resumen, la clave para disfrutar de una Navidad deliciosa y saludable con nuestros peques radica en el equilibrio y la moderación. No se trata de prohibir los dulces, sino de enseñarles a disfrutarlos con responsabilidad.

Al educar y establecer límites con amor y comunicación, estamos sentando las bases para unos hábitos alimenticios saludables que perdurarán mucho más allá de la temporada navideña.

Aprovecha estas fiestas para cocinar con tus peques recetas más saludables y llenas de sabor.

¡Felices fiestas en familia!

Compartir Artículo

Deja un comentario

¿A QUÉ EMAIL TE ENVÍO LA GUÍA?

Los 3 Pasos para disfrutar de la mesa

Responsable: Maria Marqués, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing ConverKit, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Converkit. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en maria@mamanutricionylactancia.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.

¡No te vayas sin tu regalo!

Los 3 Pasos para disfrutar de la mesa

Responsable: Maria Marqués, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en los servidores de mi plataforma de email marketing ConverKit, ubicados en EEUU y acogidos al EU-US Privacy Shield. Ver política de privacidad de Converkit. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en maria@mamanutricionylactancia.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.